1 feb. 2015

Suits - Temporada 3

¡OJO CON SPOILERS!

Suits ha sido uno de los grandes descubrimientos de este otoño. Todas las noches no podíamos evitar ponernos un episodio y dejarnos embaucar por Harvey y Mike. La 2ª temporada fue una pasada –para mí, la mejor por el momento-, y esta 3ª no ha estado mal, pero para mi gusto no ha sabido mantener el listón tan alto que le había dejado su predecesora.

La trama de la petrolífera, el saber si finalmente Ava Hessington había ordenado matar esas personas o no, y todo esto mezclado con el tema de la fusión del bufete de abogados con otro de los grandes es un buen material para una temporada entera. Sin embargo, aunque te mantiene en tensión, yo he notado como capítulo tras capítulo me iba dejando llevar por lo que sucedía sin pararme a pensar en nada más. Lo confieso, he perdido el hilo de la historia, las traiciones, mentiras y demás han conseguido liarme por completo.

Liarlo todo de esta forma puede influir positivamente ya que luego el espectador no sabe por dónde van a ir los tiros de cara al final de la historia, pero como ya he comentado, a mí en alguna ocasión me han tenido en mi casa preguntándome la conexión entre algunas escenas. La tensión sobre todo la he sentido en cada uno de los momentos en los que parecía que la fusión no iba a llegar a ninguna parte y peligraban las cabezas de Jessica o Harvey. El hecho de que por fin se hayan unido me parece muy interesante, aunque es al mismo tiempo peligroso, ya que Harvey siempre va a querer estar por encima de alguien y Jessica no lo va a permitir.

En cuanto a las relaciones más personales, tenemos a Mike y Rachel, que han empezado finalmente una relación juntos. Rachel ya sabe el secreto y dentro de lo que cabe no lo lleva mal. No todo puede ser de color de rosa, y la relación peligra un poco cuando parece que ella se va a marchar fuera a estudiar, pero logran solucionarlo. Como pareja no me entusiasman, pero está genial que Rachel (al igual que el resto de mujeres en esta serie) sean tan independientes y decididas.

Por otra parte, Harvey tiene dos frentes abiertos: los enfrentamientos con Jessica más los problemas de trabajo con la fusión y el caso de la petrolífera y ver a Donna salir con otro hombre del que no se fía. 

La relación Harvey-Donna me encanta, va más allá de una relación amorosa (que ellos mismos no se van a permitir tener nunca), pero el cariño y el respeto que hay entre ambos es brutal. No tiene que ser fácil para ninguno de los dos el al otro con otra persona, pero igual que a Donna le ha tocado vivir la relación Harvey-Scottie, a el le toca verla a ella junto a otro hombre, que encima luego sale “rana”.

El final de temporada es impactante: Mike cansado de ser siempre el “segundón” en todo lo que concierne al bufete, pese a que los méritos sean suyos. Está claro que sin tener carrera y siendo un “fraude” no puede aspirar a más y que las palmaditas en la espalda se las lleva Harvey, pero Mike necesita un cambio de aires. Y por ello, acepta un nuevo trabajo. Dejando por el momento el bufete de abogados.

Y esto es todo, cuando finalice la 4ª temporada os pondré mis impresiones generales de la misma, que no serán pocas :D

Y a vosotros, ¿Os gusta esta serie? 
¿Qué pensáis de esta temporada?

1 comentario:

  1. Hace tiempo que no la veo pero es una saga que es genialosisisisma *O*

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios en cada entrada, siempre es un placer conocer vuestras opiniones y debatir.