4 oct. 2015

Graceland - Temporada 3 (Final de serie)

¡OJO, CON SPOILERS! 

La frustración que siento ahora mismo es doble, por varios motivos.

1) Hace dos días Graceland fue cancelada, dejándonos sin FINAL. Con un cliffhanger de tres pares de narices (no como el de la temporada anterior, pero casi). Y ya no solo es el final o la trama que se queda abierta, sino lo penosas que han sido las actuaciones de ciertos personajes.

2) Al no saber que la serie iba a ser cancelada, vi el final de temporada sin saber que me estaba despidiendo de Graceland, para siempre :’(. 

3) La reseña de esta temporada estaba ya escrita con anterioridad y en vistas a la noticia de la cancelación, me ha tocado modificarla en su gran mayoría.

La pena por la cancelación es máxima. Pero no por ello se van a librar y me voy a quejar con conocimiento de causa de ciertos aspectos de esta última temporada que no he terminado de ver claros.

Decir que la temporada no me ha gustado, sería mentir, así que simplemente diré que no me ha entusiasmado como ya lo hicieran las anteriores. Y es que Graceland es genial. La culpa de ir un poco perdida con el caso de la mafia armenia y la familia Sarkissian ha sido mía, porque hay episodios que los he visto mientras me caía de sueño, y así no se disfruta una serie.

Pero me voy a remontar al final de la temporada pasada, donde Sid mataba en el hospital a Mike, tras el chivatazo de Paige. Que Mike iba finalmente a vivir lo sabía hasta Peter, pero el trauma era irremediable. Cuando todavía no han logrado capturar a Sid y acabar con Carlito Solano, Briggs se ve metido de lleno en el caso de los Sarkissian (con tal de olvidar lo sucedido con Juan Badillo). Con el tiempo, toda la casa estará trabajando para acabar con ellos.

Briggs empieza a trabajar de manera encubierta con el peligroso Ari Sarkissian. El caso, se le empieza a ir de las manos, porque es incapaz de controlar todas las variables que se presentan. De hecho, las metodologías que usan en Graceland bien podrían ser cuestionadas, porque en muchas ocasiones son casi peores que las de los propios criminales. Por ejemplo, Johnny está a punto de morir en medio de un tiroteo o Paige se ve obligada a matar en defensa propia a un Sarkissian. A Mike se le enciende la bombilla, culpa de todo a Briggs y decide que va a denunciar todo lo que está pasando.

Debo decir, que al ver el último episodio sin subtítulos, hay elementos que no he terminado de entender. Por ejemplo, ¿Por qué Mike quiere denunciar lo que sucede? ¿Qué sentido tiene poner en peligro a toda la casa? Es más, Briggs ya se ve hasta en la obligación de tener que matar a Ari, para evitar que acabe libre. Me espera un re-visionado con subtítulos cuando estos estén, porque aquí hay algo que me he perdido.

Con todo este lío, Jakes se sincera con el grupo: Briggs lo ayudó hace años a cubrir un asesinato, por lo que necesita el dinero que robó de la operación de Charlie para huir. Ya que con la denuncia de Mike, todo puede salir a la luz. Mira que Jake es sin duda el personaje que menos me importa de todos, pero bueno, el chico merecía tener una trama decente, y ahora con la huida quizás lo hubiera conseguido.

Ahora voy a hablar un poco sobre los personajes y las relaciones entre estos. Si algo me ha fallado Graceland a lo largo de esta temporada ha sido en el tema parejil (que no perejil). Vale que tanto el Mike-Paige como el Briggs-Charlie estaba totalmente mess up, pero, ¿ni una sola referencia en toda la temporada a nada relacionado con ellos como exparejas? ¿Qué son, robots? Encima esto no hay dios que lo arregle, porque YA NO HABRÁ MÁS GRACELAND. El otro día en Twitter uno de los creadores aseguraba que Mike-Paige habrían acabado juntos, pero que ahora nos lo tendríamos que imaginar, vaya por dios.

Después tenemos a Johnny loquito por Lucía. Tanto, que arriesga su vida para ir a rescatarla de su hermano, Carlito Solano. Cuando por fin pueden estar juntos, nada, que Lucía ha decidido que ambos provienen de lugares distintos y que no merece la pena estar juntos. Y en 5 minutos si te he visto no me acuerdo, ¿En serio? Vaya forma de joder una pareja. Ya podían dejar a los personajes abrir sus horizontes más allá de Graceland.

También tenemos a Jakes, que se fuga con Courtney. Por una parte, me parece genial que haya encontrado el amor, pero yo a esta chica no la termino de ver trigo limpio. “No te quiero por el dinero”, pero me fugo contigo y con tus 9 millones de dólares de dudosa procedencia.

Además, un gran daño colateral de todo esto lo ha sufrido Johnny, que aparte de quedarse sin Lucía le tocó disparar a Briggs y ahora pelearse con Jakes para evitar su huida. Stop al sufrimiento de este personaje. Bueno, ya no sabremos qué será de él.

Y por último, está Charlie y el embarazo/pérdida del bebé. Un tema que parece bien llevado, salvo por el aspecto de lo rápido que se desentiende de todo Briggs o el poco interés que pone la casa en preguntarle a Charlie como se encuentra con este tema. Como punto bueno de toda esta historia que ha tenido que vivir el personaje, están sus escenas con Amber o que al menos Jakes la puede ayudar con todo este tema de Gemaine.

Con todo esto que he comentado, atrás quedaron los días tranquilos y de unión en Graceland. Ya no hay vuelta atrás. Así finaliza la serie, todos con sus desgracias y problemas, el ambiente de la casa destruido…y tramas sin cerrar.

Y vosotros, ¿La habéis visto?
¿Qué os parece? ¿Alguien que llore conmigo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por vuestros comentarios en cada entrada, siempre es un placer conocer vuestras opiniones y debatir.