9 jul. 2015

Deidad - Jennifer L. Armentrout

Título: Deidad
Autora: Jennifer L. Armentrout
Editorial: Kiwi
Nº páginas: 412
ISBN: 978-84-941348-5-2

Sinopsis: Alexandria no está muy segura de si llegará a su dieciocho cumpleaños, a su Despertar. Una orden de fanáticos ya olvidada quiere matarla y, si el consejo descubre lo que realmente ocurrió en las Catskills, todo habrá terminado para ella… y también para Aiden.

Por si eso no fuera suficiente, a medida que Seth y Álex pasan tiempo «entrenando» —que realmente es el eufemismo con el que Seth define estar muy cerca y mucho contacto cuerpo a cuerpo— otra marca del Apollyon aparece en su cuerpo, dejándola, antes de lo esperado, más cerca de Despertar. [...]


¡OJO, puede haber spoilers de los anteriores!

Hace un par de semanas os comenté que había retomado la Saga Covenant, y después de releer Puro he conseguido leer Deidad del tirón, en apenas unos días. En esta novela, los problemas para Álex no cesan. En Puro la trama que parecía que más avanzaba parecía estar ligada con la vida sentimental de Álex. En cambio aquí, sin dejar ese aspecto de lado, la historia avanza a pasos agigantados, dando como resultado un libro trepidante con un gran final (de esos que hacen que te muerdas las uñas hasta dejarte muñones).

Por situarnos, el libro anterior terminaba con Álex matando a una Furia y a un puro en defensa propia. Aiden ejercía la compulsión sobre otra pura que había sido testigo para salvar a Álex, y ambos volvían de urgencia al Covenant. En Deidad continúa la sospecha –más que cierta- de que alguien (posiblemente la Orden de Tánatos), quiere acabar con Álex por ser el segundo Apollyon. Es más, los ataques vuelven a tener lugar.

A todo esto, Álex tiene que lidiar con los sentimientos que tiene hacia Seth (¿Es todo por la conexión Apollyon de ambos?) y por lo que siente hacia Aiden (¿se está volviendo loca o Aiden parece que sí siente algo por ella y está dispuesto a llegar hasta el final?). Con Seth le preocupa sobre todo lo que pasará al “despertar” ella. Su cumpleaños se acerca, y cuando están juntos ella y Seth, la conexión está más fuerte que nunca. También es verdad que existe la posibilidad de que Seth esté forzando la situación para crearle marcas a posta, y así evitar cualquier posibilidad de que no se produzca “el despertar”.

Lo bueno que tiene esta novela, es que el triángulo amoroso parece ser que se rompe definitivamente. La decisión está tomada. Imagino que por “ciertos” sucesos de cara a los siguientes libros parecerá que la decisión de Álex puede flaquear, pero creo que el endgame está ya escrito.

Respecto a los personajes, me ha sorprendido mucho la actitud de Seth, de cara al final del libro. Creo que se ha encargado de mostrar una faceta que mantenía oculta. Tampoco pienso que no vaya a poder cambiar de parecer en lo que queda de saga. Pero su relación con Álex a partir de ahora va a ser totalmente distinta, y OMG, con todos.

Hay otros personajes que me han encantado como Leon o Deacon. Sobre el primero, yo al menos no sospechaba para nada que su trama fuera a ir encaminada de esa manera, pero digamos que sí podía resultar curioso que él estuviera en todos los meollos metido, siempre en los momentos más oportunos (tanto para salvar a Álex como para cortarle el rollo con Aiden). 
Respecto a Deacon, me gusta que vaya tomando mayor protagonismo. Es familiar de Aiden es muy interesante ver la relación que tienen o los sentimientos del joven hacia otro personaje con el cual tampoco debería estar “emparejado”, según las leyes de los Puros.

Si durante todo el libro hay acción, en los capítulos finales Jennifer L. Armentrout echa el resto. Hay batallas a vida o muerte (algunas muertes), mucha destrucción, personajes que pierden por completo el rumbo… y bueno, el cliffhanger con el que acaba la novela era en parte el esperado, pero no por ello no te deja con menos ganas de continuar leyendo. Deidad mola, y la Saga Covenant más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por vuestros comentarios en cada entrada, siempre es un placer conocer vuestras opiniones y debatir.